Un tren en el espacio

Esta es la maravillosa historia de un padre, Ron Fugelseth, de su hijo de 5 años, y de su juguete preferido: Stanley el tren. Años atrás Ron ya había grabado a su pequeño jugando, pero esta vez decidió hacer un vídeo donde lanzase a la locomotora al espacio, y pudiese grabarlo todo para disfrute del chaval.Como guinda, le añadió gestos al trenecito en post-producción.

La expresión de felicidad y asombro del niño, el montaje y la música, hacen que se convierta en una deliciosa e inolvidable película, que dejan diminutas las tan difundidas imágenes de la estratosférica gesta del austríaco Félix Baumgartner.