“Y lo más curioso es que no habíamos vuelto, ni siquiera para un rescate de recuerdos, estábamos como si hubiéramos congelado las nostalgias y no nos atreviéramos a cotejarlas con las nuevas realidades.”
Mario Benedetti – La borra del café
Anuncios

La huída

“Antes de cometer cualquier locura, yo me iría.
Me marcharía, echaría a andar y no pararía.
Durante el camino en nada pensaría
tan solo a mi cabeza pondría
a trabajar para recorrer y avanzar
por un camino lleno de valles y de espinas
pero también de suaves colinas.Un largo caminar para poder meditar
y recomponer mi dulce estima,
en vez de quedarme para vomitar
mis oscuros deseos de perderme
en la inmensidad del olvido.

Lejos, quizá, la mirada atrás volvería.
Lejos, muy lejos. Recordaría
el porqué de mi azorada huida.
Lejos, lo suficientemente lejos,
como para que las lagrimas que brotarían
tan solo conseguirían desdibujar las huellas
que hubiera dejado en la tierra fría:
el estigma de mi huida.”

“La memoria es frágil y el transcurso de una vida es muy breve y sucede todo tan deprisa, que no alcanzamos a ver la relación entre los acontecimientos, no podemos medir las consecuencias de los actos, creemos en ficción del tiempo, en el presente, pasado y futuro pero puede ser también que todo ocurre simultáneamente”

-La casa de los espíritus-