—Y ¿sabes qué pienso? — dijo entonces—. Pues que para las personas los recuerdos son el combustible que les permite continuar viviendo.

– Haruki Murakami