Cartas desde Irlanda (5)

Y por fin ya puedo decir que tan sólo queda un mes para volver a mi querido Alcañiz. Fijaros si ando desubicada que tenía que haber escrito opinión el día 6 y se me pasó por completo. El tiempo pasa demasiado rápido y sobretodo rodeada de tan buena gente.

Hay novedades en Walshestown Park, tenemos a otra española, una gallega muy “salá”, se llama Saleta. Sabíamos que otra au pair estaba por llegar, pues la anterior había desertado. Fuimos a su casa a la aventura, sin saber de donde procedía, así que llamamos a la puerta y empezamos a hablar inglés con ella. Cuando ya llevábamos cinco minutos hablando, nos dijo que era de España, fue una situación un tanto cómica. A día de hoy ya lleva un mes por aquí y la hemos integrado muy rápido, aunque tampoco le costó mucho.

La verdad es que no hay muchos cambios, el inglés progresa adecuadamente, que ya es un avance, me doy cuenta al lograr entender al padre de los niños y a las madres del colegio, ya no tengo tanto miedo de que me hablen y estar preguntando todo el rato porque no las entiendo, así que estoy contenta pero queda mucho camino por recorrer.

Seguir leyendo >>

Cartas desde Irlanda (4)

Aquí me hallo de nuevo envuelta entre líneas para contaros mis aventuras por este genial país.

Estas semanas he de decir que han sido bastante tranquilas puesto que quería ahorrar, mas que nada porque quiero volver a casa por navidad e informar que el día 20 de diciembre ya estaré dando guerra de nuevo por mi querido pueblo durante 13 maravillosos días.

Bueno, la semana pasada pude recordar que sabor tenía el delicioso jamón serrano, que creáis o no, lo echaba mucho de menos, tanto como los canelones del mercadona y las albondigas de mi madre. Los queridos y simpáticos padres de mi vecina manchega, le enviaron un paquete con jamón y lomo que pude catar en ese mismo momento. Comprobamos que en el Lidl venden “Jamón España” y “Chorizo España”, con la bandera española, muy original y muy caro, demasiado, así que puedo prescindir de jamón hasta navidad, porque obviamente no he venido aquí a comer jamón.

La verdad que aquí tienen una extraña obsesión con el picante, esta mañana he preparado el desayuno, muy rico por cierto y he decidido desayunar con los niños, a lo que el peque me pide que le eche salsa, (una de las 1500 que hay en la nevera), él, todo simpático gritando “nice”, vamos que estaba buenísimo, así que me he dicho, pues venga vamos a probarlo. Sólo diré que luego estaba como para chupar sellos y cerrar sobres, dos intensas horas con la lengua ardiendo. En el primer mordisco he preguntado algo obvio, ¿lleva picante?, a lo que me ha contestado, que para el no picaba y que las salsas picantes estaban en la nevera. Le he mirado y le he dicho, no gracias no he nacido para comer picante. Él, erre que erre con que no picaba, en fin, el cuento de nunca acabar.

Seguir leyendo>>

Cartas desde Irlanda (3)

Tras casi un mes en terreno irlandés, debo decir que mi inglés progresa adecuadamente y que la estancia es cada día mejor.

Podría decir que hay miles de anécdotas cada día, sobre todo confusiones con la pronunciación que te llevan a situaciones incómodas o realmente cómicas, abundan más las cómicas. Estos ingleses de ponerle a la misma palabra cuatrocientos significados hacen que ocurra lo dicho.

Curiosamente, ha llegado otra Au Pair española al barrio, (parece que estamos repoblando Whalshestown Park de españolas), una madrileña muy simpática cuya familia irlandesa ya había tenido antes otra Au Pair. La conocimos el viernes, por lo tanto nos fuimos de birras para darle una buena bienvenida. Total que nos cuenta que la chica anterior que había estado con su actual familia era de Zaragoza y que le había dicho que fuéramos con ella y sus amigos, el caso es que, (ahora llega lo curioso), nos viene a buscar y nos presentamos todas, lo típico, cuanto tiempo llevas, como te llamas, edad.. y la gran pregunta, de donde eres, a lo que yo contesté que de Alcañiz y ella sorprendida respondió que era de Nonaspe. No nos lo creíamos, encima con amigos en común y lo mas cómico, es que hemos jugado como contrincantes en los torneos que se organizaban en Nonaspe. Lo último que imaginaba a parte de coincidir con más Au pairs españolas en este barrio, es que me encontrara a alguien de tan cerca y “conocida”. Verdaderamente el mundo es un pañuelo.

Seguir leyendo>>

Cartas desde Irlanda (2)

Y después de dos semanas en este genial país, si tengo que hacer una valoración de estos 15 días, no sabría por donde empezar. Estoy aprendiendo montón de cosas, entre ellas el idioma que buena falta me hace, pero poco a poco todo se consigue. Es increíble lo simpática y amable que es la gente, todos te saludan, si te ven apurada con cualquier problema, siempre hay alguien que te tiende una mano. De hecho comentar una pequeña anécdota; cada día que llevo al peque a clase, hay una madre que se empeña en hablarme aún sabiendo que no me entero de nada, pues la mujer insiste e insiste. Pero llegará un día en que la entienda, a ella y a todo el mundo y pueda dialogar como una persona normal y dejarme de diálogo de besugos que se quedan en el aire.

Y mientras España está batiendo record mundial de paro, aquí estoy la mar de a gusto trabajando de lo que me gusta, estar rodeada de niños, hacerles reír, jugar con ellos y lo más importante enseñarles mi cultura igual que yo estoy aprendiendo la de ellos.

Este pasado fin de semana, he estado en Banna Beach, Condado de Kerry, ha sido increíble, cuatro horas de viaje de ida y cuatro de vuelta, pero ha merecido gratamente la pena, que playas tan preciosas y lo mejor de todo, gente bañándose, sí, el concepto que podáis tener sobre el clima irlandés es erróneo, el mismo que tenía yo, 24 grados lindísimos que permitían podernos bañar en la playa. La verdad que ha sido muy completo en todos los sentidos, el domingo ya un tanto lluvioso, pero no nos impidió ir a Tralee, en busca del delfín que habita en sus aguas desde hace 15 años, una hora navegando en barco para disfrutar de las bonitas vistas y de su compañía merodeando a nuestro alrededor.

Seguir leyendo >>

Cartas desde Irlanda

Nunca pensé que me apuntaría al programa au-pair, que si lo hacía y me seleccionaban, a la larga iba a echarme hacia atrás. Pues bien, el lunes era el gran día, tocaba coger un avión (la primera vez que montaba en avión) hacia Dublín. Gracias a dios conocí a gente muy maja antes de subirme y la verdad que fui relajadísima, bastantes turbulencias en las que me asusté, pero es normal.

Tenía más miedo de volar que de llegar y no entenderme con nadie gracias a mi perfectísimo inglés. Nada más llegar a Dublín fuimos a por las maletas el grupito de amigos/as que hice y bueno, en la salida ya a cada uno nos venían a buscar nuestras respectivas familias. La verdad es que estaba muy nerviosa, pero fue increíble el recibimiento, un gran abrazo que hizo que a lo largo de la tarde ya comenzara a sentirme parte de la familia.

Seguir leyendo >>

Cerveza gratis

Que simples somos, seguro que al ver el título llamativo, todos habréis pensado que hablaría sobre la cerveza, obviamente es lógico, aunque no estaría de más, ya que me voy a un país donde es lo que más se bebe.

Y hablando de simpleza, siempre a base de nuestra educación, nos empeñamos en buscarle justificación a todo, o es blanco o es negro, pues no considero que sea así. Hablemos de dinero que es lo que más nos falta hoy en día a la mayoría de españoles. Nos engañamos pensando que es el amor, que es la amistad, que es la salud, y no es así. El dinero mueve el mundo. El dinero hoy en día puede comprarlo todo. Por culpa del dinero, la música no es arte, es negocio. Las productoras buscan vender un producto, no una voz, no una melodía capaz de transmitir sentimientos y hacer soñar, sino un ídolo cuya imagen forre carpetas adolescentes y cuyos conciertos, probablemente en playback, agoten las entradas en dos días. El cine tampoco busca creatividad, solo ser éxito en taquilla. Adaptaciones literarias que se destrozan, y los niños puedan comprar las entradas suficientes para que pueda decirse que “La película ha sido un éxito”. No importa la crítica, importan las ventas.

Seguir leyendo >>

Gracias Bitxu

No es un adiós, sino un hasta luego

Como bien sabréis la mayoría, en 25 días emprendo rumbo hacia Irlanda, exactamente a Newbridge, no muy lejos de Dublín. Ya comienzan los nervios, los preparativos de maletas, papeleo, billete de avión, lo típico, sin olvidarnos de las despedidas. No puedo creer que vaya a hacerlo, aunque como digo siempre, hasta que no haya pisado suelo irlandés no terminaré de creérmelo, ya que he estado muy tranquila últimamente. A falta de tan poquito tiempo pienso en todo lo que me dejo aquí físicamente, porque lo que me dejo aquí, se viene conmigo en el corazón, mi familia y mis amigos a los que echaré terriblemente de menos. Pero como bien digo, es una nueva aventura y quizás la “locura” mas grande que haya hecho en mi vida, puesto que no estaba planeado y así surgió. Quiero matizar que es muy probable que durante mis 10 meses fuera, aunque vuelva unos días para navidades y semana santa, no consiga tener todo el tiempo que quisiera para dedicar a los míos, pero que no por ello les voy a olvidar.

Seguir leyendo >>