Lunes sin tren directo

Estar solo te lleva a buscar compañía,
con suerte encuentras unos labios
que te ofrecen subir en el bar de los deseos
donde siempre te invitan a una copa más.

Te regalan los besos a cambio de un olvido,
una promesa que tienes que cumplir.
Como siempre vuelves a huir al descubrir
que no quieres ser tu mismo todavía.

No digas más te quiero aunque no sientas,
no digas ya te necesito.
Que el tiempo y tus caricias hablen por ti,
que tus palabras vuelan con el viento.

Ojala el laberinto de su cuerpo sea tu ciudad soñada
aunque aun queda mucho para insinuar
que esta es tu última parada.

No digas más te quiero aunque no sientas,
no digas ya te necesito.
Que el tiempo y tus caricias hablen por ti,
que tus palabras vuelan…

Los sueños acaban por engañarnos
aunque sea más fácil con los pies en el cielo
Soñar, como beber, traen consigo la resaca
de un lunes sin tren donde llegara tu verdadero destino.

No digas más te quiero aunque no sientas,
no digas ya te necesito.
Que el tiempo y tus caricias hablen por ti,
que tus palabras vuelan…

No digas más te quiero aunque no sientas,
no digas ya te necesito.
Que el tiempo y tus caricias hablen por ti,
que tus palabras vuelan con el viento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s