Triangulation

Pincha en la imagen, no te arrepentirás 😉

 

Anuncios

Me la pido

La Audi e-bike Wörthersee, no es una bicicleta cualquiera ya que dispone de un motor eléctrico cuyas baterías están integradas en el interior del chasis y envía una potencia máxima de 2,3 kW y un par de 250 Nm a la rueda trasera. Las baterías se recargan en sólo 2,5 horas aunque también es posible sustituirlas rápida y cómodamente por otras ya cargadas.

El peso total de la e-bike es de 11 kg gracias al uso de fibra de carbono reforzada con polímeros (CFRP) tanto en el chasis como el basculante y las llantas de 26 pulgadas. El centro de gravedad es muy bajo para aumentar la agilidad. El chasis tiene una banda de diodos luminosos con tecnología led y a lo largo de su viga superior se puede deslizar y ajustar el asiento.

Según Audi, sumando la potencia generada por el ciclista pedaleando más la fuerza del motor eléctrico se puede alcanzar velocidades de hasta 80 km/h. En modo completamente eléctrico, la velocidad es de hasta 50 km/h.

Tiene una pequeña pantalla táctil con la que se pueden controlar diversas funciones, como el modo de pedaleo o programas de entrenamiento y conocer parámetros como la velocidad instantánea o la distancia recorrida. Existe un modo denominado “Power Wheelie” que ayuda a los menos expertos en acrobacias a hacer caballitos con facilidad -curioso cuanto menos-.

Dispone además de una conexión wifi por lo que es posible conectarse a internet a través del teléfono móvil. La e-bike Wörthersee también tiene una cámara de vídeo que se encuentra integrada en el casco del ciclista. Las imágenes grabadas pueden transmitirse en tiempo real a internet a través de la conexión con un smartphone.